Generales

Locura por el chocolate: los cinco gustos y mezclas más raros que se hicieron con la golosina

Con el correr del tiempo, el chocolate se afirmó como uno de los alimentos más consumidos mundialmente. Las diferentes culturas le dieron sus retoques y pusieron su insignia para crear las más d...

Con el correr del tiempo, el chocolate se afirmó como uno de los alimentos más consumidos mundialmente. Las diferentes culturas le dieron sus retoques y pusieron su insignia para crear las más diversas recetas a partir de su sabor, y así logró convertirse en una delicia universal. Conscientes de esto, empresas y chocolateros de todo el planeta se decidieron a crear diseños y gustos muy particulares que quedaron en la historia, ya sea por su excentricidad o por su popularidad.

¿Sushi de chocolate?

La marca de chocolates Kit Kat nació en 1935 y, desde entonces, logró alcanzar un lugar muy importante en la industria. En su rica historia, por una innovación -o locura- que duró solo algunos días en el mercado, quedarán en el recuerdo los sucesos de febrero de 2017.

La idea nació a partir del Día de los Inocentes del año anterior, cuando la marca diseñó un packaging en broma e hizo creer a sus consumidores que lanzaba una línea de sushi. Al tiempo, para impulsar las tiendas gourmet que había abierto en el lujoso barrio de Ginza, Tokio, la empresa decidió redoblar la apuesta y lanzó una edición especial que estaba compuesta por chocolates de tres “gustos”: atún, huevo y erizo de mar.

Sin embargo, en realidad, estos se hacían a partir de ingredientes dulces, pero su aspecto los hacía parecerse a los alimentos que mencionaba el paquete. De esta manera, el chocolate de atún tenía gusto a frambuesa; el de huevo estaba hecho con budín de calabaza; y el de erizo de mar contenía melón de Hokkaido y queso mascarpone. Además, los tres venían con decoraciones que se utilizan para servir el sushi.

Suiza: una "nevada" de chocolate cubrió una ciudad por la falla técnica de una fábrica

La cantidad de unidades producidas de esta osada edición fue muy pequeña y solo tenían la posibilidad de comprarlos quienes gastaran más de 3400 yenes (casi 3000 pesos) en una de las nuevas tiendas.

Chocolate con leche de camella

La empresa Al Nassma, de Dubái, lanzó un chocolate hecho con leche de camella y enumeró algunos de sus beneficios: contiene menos grasa y más vitaminas, y ayuda a reducir los niveles de azúcar. De acuerdo al testimonio que brindó Martin Van Alsick, director de la compañía, al conversar con Euro News este producto tiene un gusto apenas más salado, pero en líneas generales la variación del sabor es ínfima.

Sin embargo, más allá de las características de este chocolate, hay un problema en su producción. Las camellas producen una cantidad de leche mucho menor que las vacas. Por ese motivo, la cantidad de unidades es mucho más escasa y se suelen ofrecer como una golosina de lujo en hoteles y tiendas especializadas de la ciudad árabe.

Chocolate con panceta

Vosges, una empresa chocolatera estadounidense que comenzó en Chicago, tiene dos propuestas en su catálogo que llaman fuertemente la atención ya que mezclan el chocolate -en sus variantes amargo y con leche- con panceta, ingrediente muy popular en las hamburguesas.

Según explican en la presentación de su sitio oficial, la idea nació a partir del recuerdo de Katrina Markoff, fundadora de la compañía, quien durante su infancia disfrutaba de la combinación de lo dulce y salado durante los desayunos que preparaba su madre. De este modo, la mezcla del dulce del jarabe en los waffles y lo salado del bacon impulsó este curioso producto.

Chocolate con gusto a tomate

Nuevamente, Japón aparece en el listado. La empresa Meiji, que tiene un enorme nivel de reconocimiento en Asia y que además de chocolate ofrece otros productos lácteos, sacó una línea que mezcla la golosina con tomate.

Las barras están elaboradas con el chocolate blanco de la marca y tomates dulces maduros. En principio, su fabricación fue parte de una edición limitada de la que no se hicieron demasiadas unidades. Sin embargo, tiempo después del lanzamiento, quedaron algunos ejemplares en distintos supermercados nipones. Según la reseña de Brian Ashcraft, un hombre que vive en Japón hace más de una década, el resultado de la mezcla no fue bueno y no pudo darle más de dos mordiscos.

Insectos bañados en chocolate

La marca estadounidense Hotlix se dedica a fabricar golosinas con esta insólita combinación: insectos y chocolate. Según expone esta compañía en su tienda oficial, tienen tres productos de este tipo, los cuales se pueden comprar individualmente o en caja.

El primero que se muestra consiste en hormigas negras insertas en obleas. Además, venden un surtido de grillos y gusanos bañados en chocolate, y otro producto hecho con el mismo procedimiento, pero esta vez para darle sabor a escorpiones.

Inventó el huevo de Pascua salado a base de sánwiches de miga y no para de vender

De igual manera, la empresa californiana tiene toda una línea de golosinas preparadas con insectos y otros productos hechos a partir de mezclas muy particulares.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/lifestyle/locura-por-el-chocolate-los-cinco-gustos-y-mezclas-mas-raras-que-se-hicieron-con-la-golosina-nid15052022/

Volver arriba